Lámparas 

Mostrando 1 - 6 de 6 items
Mostrando 1 - 6 de 6 items

LÁMPARAS DECORATIVAS

La iluminación es la parte fundamental de una casa, y es por eso que elegir una lámpara adecuada al espacio disponible será vital. Las lámparas no tan sólo serán un objeto útil para alumbrar, sino que dotarán también de cierta personalidad a la estancia.

A la hora de elegir una lámpara, no sólo deberemos tener en cuenta su diseño. También es importante fijarse en la función que va a tener la lámpara dentro de la estancia en la que se sitúe. ¿Será la luz principal de la habitación? ¿O tan sólo una luz auxiliar para momentos puntuales?

En Muebles Madrid hemos hecho una clasificación de los principales tipos de lámparas que existen y sus principales características.

Lámparas de pie:

Las lámparas de pie son el recurso decorativo por excelencia y sirven para dotar a la estancia de cierta personalidad. Estas lámparas son fáciles de transportar y ocupan muy poco espacio. Sirven para crear una luz acogedora en nuestra estancia para aquellos momentos en los que no se necesite una iluminación intensa.

Lámparas de techo o colgantes:

Son las lámparas más utilizadas para la iluminación de las casas y sirven para dotar de una iluminación general a la habitación. Hay lámparas colgantes de muchos tamaños y formas, cosa que ayudará a combinarlas con el estilo de la estancia. Una zona muy concreta en la que se suelen usar las lámparas de techo es sobre la mesa de nuestro salón o comedor, para dotarla de una luminosidad intensa y potenciar su importancia.

Plafón de techo:

Son una alternativa a las lámparas anteriores y son ideales para iluminar espacios no muy grandes. Pueden llegar a iluminar con la misma intensidad que las lámparas de techo y, debido a la infinidad de diseños que existen, serán fáciles de combinar en cualquier habitación de la casa.

Lámparas de pared:

Las lámparas de pared aportan mucha luminosidad a la estancia en la que están colocadas, a pesar de sus reducidas dimensiones. Son muchos los usos que se pueden dar a este tipo de lámparas, desde ser meros objetos decorativos en la pared hasta dirigir su luz para potenciar ciertos elementos de decoración como cuadros o esculturas.

Lámparas de sobremesa:

Son lámparas diseñadas para objetivos muy específicos. Por ejemplo, las lámparas de sobremesa de salón, serán un complemento perfecto para decorar y crear un ambiente acogedor con una luz tenue. Por otra parte, los flexos o lámparas para escritorio, son ideales para las horas de estudio y, además, permiten dirigir el foco de luz en la dirección que se desee. También encontramos lámparas para las mesitas de noche, que iluminarán suavemente nuestra habitación para permitirnos leer o vestirnos sin molestar al otro durmiente.

Focos empotrables:

Los focos empotrables son la solución ideal en los casos en los que, debido a las características del techo, no se puede colgar ni una lámpara colgante ni un plafón. Sirven para iluminar estancias muy variadas como salones, comedores, cocinas, baños, etc. Existen de muchos tipos de focos empotrables y elegir uno u otro dependerá del uso que se haga de ellos. Por ejemplo, si están colocados en una estancia en la que se permanece mucho tiempo, lo mejor es optar por focos de bajo consumo.